hilos tensores

La aplicación de los hilos tensores dérmicos está indicada para el descolgamiento cutáneo de la cara.

Es un nuevo método de reposicionamiento cutáneo a partir de la implantación de múltiples hilos de Polidioxanona que generan fibrina, fibrinógeno y colágeno a lo largo de un año aproximadamente, creando una red vectorial que actúa como soporte de los tejidos donde se aplica.

Los hilos tensores aceleran la microcirculación en la zona tratada provocando la regeneración de las células y un aumento en la síntesis del colágeno de forma prolongada durante 6 – 8 meses, tiempo que tardan los hilos en ser reabsorbidos por el organismo quedando posteriormente la fibrosis creada y el efecto lifting.